DragonAge

Sangre en la nieve

Subiendo a la montaña

Una vez descubiertas las huellas a seguir, cuando los personajes se disponían a internarse en las montañas más cerradas, en la distancia, vieron que se acercaba un jinete. Era Falodren, un familiar de los elfos quien les entregó un mensaje, y que aprovechó para quedarse con ellos y ayudarles en la búsqueda.
Tras varios días de seguir los rastros, fueron atacados inesperadamente por un León de las nieves, que terminó con el hacha del enano en su cráneo y despojado de su piel.
Continuando su camino, encontraron un pequeño claro donde había huellas de lucha, y restos de Avvaritas, tal cual los prepara esta raza, que decide compartirlos con la naturaleza.
En este claro, encontramos dos grupos de huellas, unas que iban arrastrando a algún herido hacia el oeste y otras que se dirigían al Norte. Siguieron las del hombre supuestamente herido. Pues en esa dirección Vertul percibió en la distancia una nube de pájaros.

A la mañana siguiente, siguiendo el rastro, encontraron un valle plagado de cadáveres de granjeros,mujeres y niños completamente masacrados presumiblemente por engendros tenebrosos, pues esa no era manera de actuar de los pueblos Avvaritas. Mientras buscaban entre los restos humanos restos de la chica, percibieron un grupo de Genloks que se aproximaban. No tardaron en preparar una emboscada para terminar con estos seres, que cayeron rápidamente bajo las armas de los aventureros, desgraciadamente un par de ellos consiguieron escapar.

A los pocos días llegaron finalmente a VillaRoja, dónde se les recibió con cierta desconfianza, ya que eran conscientes de la matanza que se produjo en el Valle.

Se les permitió pasar, bajo un juramento de hospitalidad, pudiendo así descansar sus fatigados cuerpos. Las gentes de Villaroja, estaban bastante impresionados por la hazaña del enano con el león, y por la apariencia de los llamativos elfos .

Investigando entre las callejas, preguntando sutilmente por si averiguaban algo sobre su misión, descubrieron que un cazador malvado y sádico de otra aldea más al norte se jactaba de haber secuestrado a una chica de las tierras bajas, probablemente la hija del Arl que contrató a los aventureros.
Ya cuando se ponía el sol, llegó al pueblo de manera sorpresiva el hijo pequeño del Arl, que probablemente los estuvo siguiendo desde el señorío, con el objetivo, según sus propias palabras, de ayudar en la búsqueda de su hermana.

Comments

Si, claro, ayudar a que nos tiren al foso del león sin armas… :(

Sangre en la nieve
Nagel

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.