DragonAge

La caravana

La caravana al oeste.

Tras devolver a los hijos del Arl Neruda sanos y salvos. Se dirigieron a la pequeña aldea de Risco Rojo, un lugar conocido por ser punto de partida de numerosas caravanas.

Allí conocieron a 4 comerciantes que querían llevar un cargamento de riot a la aldea Elmridge, en el camino a la ciudad de los enanos:
Matias Wenwork, Geromme Tabri, Evon Coctou, Copper Coctam y su aprendiz Damien.

El segundo día, a media tarde los elfos que se encontraban por delante explorando, cuando detectaron una emboscada de gemlocks, hurlocks, lobos aberrantes y un chillido. En el trascurso del combate Sam, Voltor, Nicomedes y Neevok quedaron al borde de la muerte. Pero gracias a un buen trabajo en equipovdieron buena cuenta de ellos dejando escapar tan sólo un lobo y un gemlock. Amontonaron los cadáveres para cremarlos y reemprendieron viaje.

Tres horas más tarde se cruzaron con un grupo de 12 jinetes fuertemente armados, que buscaban al grupo de engendros. Cuando fueron advertidos de que ya se había dado cuenta de ellos, se volvieron a la aldea de Elmridge, a la que nuestros aventureros llegarían al día siguiente.

Allí entregaron su mercancía. Y se corrieron una buena juerga. Tras la hora de comer llego un heraldo del Arl Gallager Gulf, del arligo de colinas occidentales, llamado Odras, diciéndoles que su señor había oído de su gesta y necesitaba de gente como ellos.

Les lleva ante su señor inmediatamente en su campamento de batalla. Donde les contó que los avvaritas habían raptado a su hija Izot de su señorío, que se encontraba al oeste. Y que les necesitaba para rescatarla o llevarle prueba de muerte, porque sus tropas están ocupadas conteniendo las hordas de engendros tenebrosos.

Tras un primer momento les contó que esto era raro porque los avvaritas solo solían atacar en el invierno y ya había entrado la primavera. A cuatro días de viaje hacia las montañas les contó que hay una villa avvarita y otra al norte a una semana, pero que esta última estaba en ese momento en guerra con otra villa todavía más al norte.
Tras tres días de dura cabalgada, al anochecer, llegaron a un señorío de piedra donde les recibió el mayordomo, y resto de habitantes de la casa.

Este les mostró la capa destrozada de Izot que encontraron al día siguiente de su desaparición. También les dice que es curioso que esa no era su capa favorita, sino que era otra más gruesa, que había desaparecido junto con su espada corta. Una pieza muy hornamentada de la que nunca se separaba. Hablaron con el hermano pequeño de Izot, un bravo chaval que desgraciadamente no aportó ninguna información relevante.

Al revisar su cuarto descubrieron que sí se acostó en su cama y que posteriormente salió a la calle en mitad de la noche.

La fría mañana siguiente, en un claro a un tiro de arco del señorío, les mostraron, señalado por banderines, el sitio donde encontraron la capa. Los elfos miraron las huellas del suelo y descubrieron que cuatro personas forcejearon y arrastraron unos cuatro metros a otra persona… Pero que luego la soltaron. También descubrieron un gravado tosco del signo de Korth el padre de las montañas, dios de los avvaritas. Y a unos metros marcas ocultas de tres personas. Posiblemente en el lugar donde esperaron a Izot los avvaritas.

Comments

El pequeño hijo de puta del hijo pequeño del Arl… Que dio al traste con nuestra coartada, de que íbamos a las tierras de los enanos y que, sin querer, nos habíamos desviado…

La caravana
 

jijiji, pobre chaval, es inocente como la nieve que le vio crecer. Sólo quiere ayudar.

La caravana
Nagel

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.